Eyla Adrián

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Diciembre 2008

—-

Eyla Adrián: “

Ser mamá por cuarta vez es una Bendición con la que soñaba

 

Conocida y admirada en todo el país, pues su imagen ha estado en los más resaltantes espacios del canal RCTV desde hace más de 10 años, Eyla Adrián nos cuenta un poquito sobre su cuarto embarazo.

 

Eyla Adrián de Amelinckx –como reza su cédula- está casada desde el 3 de marzo de 1995 con el ingeniero civil Andrés Amelinckx. Entre sus trabajos más resaltantes destacan el haber sido ancla por más de una década de la sección Arte y Espectáculos de El Observador, así como presentadora de los programas Más Espectáculos, De Boca en Boca y Cita con las Estrellas. Actualmente se dedica a ser ama de casa y mamá, aunque sigue desempeñándose como animadora e imagen del Triple Gordo que se transmite todos los domingos a las 10 de la noche por RCTV Internacional.

Eyla y Andrés tienen 3 niños: Victoria Federica (8 años), Carlota Margarita (6 años) y Matthias (2 años). El segundo varoncito está previsto para el 6 de septiembre “o antes, todo depende de cuándo quiera nacer el bebé”, dice la futura mamá.

 

 

¿Alguna vez llegaste a pensar que serías mamá por cuarta vez?

 Ser mamá por cuarta vez es una bendición con la que soñaba, pero en vista de las dificultades de nuestros tiempos, veía muy lejana. Dios siempre sabe lo que hace, y en una pequeña  (yo diría mínima ventana de oportunidad que dejamos abierta), él nos hizo el milagro.

 

¿Cómo te enteraste de este nuevo embarazo?

Pues me enteré de una forma bien curiosa, un día me desperté y toda adormilada tomé una de esas pruebas domésticas de embarazo y me la hice (no sé por qué, pero en mi casa siempre tengo ja, ja, ja). Nunca pensé en nada, es decir, me hice el examen prácticamente como un acto reflejo, pero sí me impactó el ver el positivo tan clarito en el examen. Para ese momento eran las seis y algo de la mañana de un sábado y esperé, sin salir del baño, como hasta las nueve y media de la mañana, hora en que, Andrés, mi esposo, se despertó.

 

¿Cómo reaccionaste?

Yo estaba en shock, no me lo podía creer, y me quedé como en blanco.

 

¿Cuál fue la reacción del papá?

Apenas me vio salir del baño con el examen en la mano supo la noticia y gritó de emoción. Se reía, estaba como loco de la felicidad y fue en ese momento que desperté de mi impresión y comencé a reír, llorar y celebrar la buena nueva.

 

¿Cómo se ha sentido?

Él se ha sentido de lo mejor, pero en los otros embarazos, resultó un poco antojado de comidas que para el momento eran desconocidas para nosotros, como el pulpo, que ahora, se ha convertido en uno de nuestros favoritos.

 

¿Cuál fue la reacción de los otros familiares adultos?

Matthías, mi tercer hijo y primer varoncito, cumple años el Día de Reyes, el 6 enero. Ese domingo hicimos un almuerzo en casa con todos nuestros familiares y antes del postre sacamos una botella de champaña. Nadie sospechó nada hasta que Andrés, mi esposo, dijo: “Por cuarta vez tenemos un anuncio que hacerles…” y en ese momento todos nuestros familiares gritaron, lloraron de emoción y por supuesto, brindamos por la bella noticia con la que arrancamos este año 2008.

 

¿Cómo reaccionaron los hermanitos mayores?

Están felices, sobre todo las hermanas mayores, quienes son unas madrecitas

 

¿Cómo se llevan entre sí?

A mi criterio tienen una relación bien saludable, en la que hay muchísimos puntos de encuentro, así como espacio para las individualidades y diferencias en los puntos de vista.  Como mamá me siento muy orgullosa de ellos.

 

¿Cómo han sido tus embarazos?

Cada embarazo ha sido distinto del otro, y creo que es por la sencilla razón de que mi cuerpo no tiene la misma edad, y por ello reacciona diferentemente ante cada situación. Por ejemplo, mi primera hija, Victoria Federica, nació de 42 semanas, Carlota Margarita de casi 36 y Matthías, por dos días no nace de cuarenta semanas. Todos han nacido por parto natural, experiencia que recomiendo a todas las mamás… ¡Es simplemente maravillosa!

 

¿En qué se han parecido y en qué han sido distintos entre sí?

Se han parecido en que me da muuucho sueño y un hambre aparentemente insaciable, lo cual, lamentablemente se ve reflejado en la báscula y han sido distintos porque en unos me he sentido súper energética y en otros hasta he tenido que tomar reposo. Por ejemplo en esta oportunidad, por primera vez experimenté las náuseas, y en verdad que no me gustó nada esa etapa.

 

¿Más barriga o menos barriga que antes?

Cada barriga es como cada persona… ¡única!, en esta oportunidad, el dicho de que barriga puntiaguda es varón no puede ser más cierto. La tengo súper proyectada hacia adelante, y en la calle mucha gente se aventura a decirme: “esa barriga es de varón” y cuando yo les asiento nos reímos mucho.

 

¿Cómo ha sido la preparación para este embarazo?

Pues si te refieres a comprar las cosas del baby, pues no he comprado nada. Creo que la experiencia te da una postura más relajada en la que sabes exactamente qué y por qué necesitas algo, Así que siento que aún tengo tiempo para prepararle el ajuar a mi bebé.

 

¿Alguna anécdota graciosa?

Me da mucha risa que nadie se sorprende al saber que yo estoy embarazada, de hecho, me dicen “es que tú siempre estás así”.

 

¿Qué retos ves ahora en el horizonte?

El cielo es el límite, y a mí me gusta vivir un día a la vez. Cada día es un reto y está lleno de nuevas y maravillosas experiencias, sólo falta que nos decidamos a vivirlas y a disfrutarlas.

 

¿Cuáles son tus nuevos proyectos?

Creo que si me ven la barriguita sabrán cual es ja, ja, ja.

 

Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Liliana Lamata

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Diciembre 2008

 Liliana Lamata

Con un toque de sutileza y otro de pasión, Liliana Lamata nos muestra cómo incursionó en  el mundo de la fotografía. Para ella cumplir su tarea es observar la vida desde un punto de vista sublime, en el que su percepción se agudiza y ve las cosas de una manera distinta. El que sentimiento que expresa por este arte es amor, en todo el sentido de la palabra.

¿Cómo empezaste en la fotografía?

Empecé luego de sentir la necesidad de realizar una actividad audiovisual independiente. Para el año 1989 ya tenía varios años  trabajando como  productora de campo para cine y televisión, actividad que me mantenía en un eterno estrés. Un impulso repentino me hizo llevar al set la cámara fotográfica profesional de mi papá. Hice algunas tomas de las escenas y quedé enamorada del rol de fotógrafa que me permitía participar en la filmación de manera omnipresente, independiente, creativa y a la vez tremendamente activa. Ese día decidí formalizar breves estudios de fotografía y dedicarme a ella a pesar de que sabía que no me iba a resultar nada fácil. Mi formación fue prácticamente autodidacta. Lograr un estilo, un tema y sobre todo la clientela, me llevó años de esfuerzo, de equivocarme muchísimas veces; pero la perseverancia, la constancia, la confianza en mí misma y sobre todo la inmensa pasión con la que trabajo dieron sus frutos. Amo la fotografía.

¿Qué significa ser fotógrafo?

Ser fotógrafo significa contemplar la vida en un nivel de detalle maravillosamente sublime. El sentido de la vista se te agudiza y puedes ver en las formas, los colores, en las luces, las texturas y  los contrastes en combinaciones caprichosas que hablan de sentimientos, de historias, de verdades y también de mentiras. Ser fotógrafo es participar activamente en la vida para así robarle miles de instantes que luego son conservados y muy probablemente disfrutados.


¿Por qué retratar mujeres embarazadas?

Porque ellas llegaron a mi sin necesidad de que las busque. Luego las hice mis musas por el resto de mi vida. En el año 1995, luego de cometer un maravilloso error, me vi en la necesidad de hacer unas prácticas de iluminación y mi modelo fue mi mejor amiga que estaba embarazada en ese momento. Le tomé algunas fotos en la que surgió otro error, así de simple nació mi estilo y mi pasión por la figura de la mujer embarazada. Nunca más dejé de fotografiarlas.

¿Qué buscas en tus fotos?

Busco trasmitir el hermoso sentimiento que despierta la gestación. El embarazo es el momento más idílico de la maternidad y merece ser recordado. Para un hijo es un privilegio sentirse amado desde el momento de su creación, vale la pena hacer unas buenas fotos que trasmitan ese amor.


¿Cómo defines tu estilo?

Mi estilo es muy sencillo. Nunca busco robar protagonismo a las expresiones con grandes decorados. Las flores y los chales se hicieron mis aliados desde el principio. Mis luces pretenden conservar la intimidad del momento. Piel, mucha piel y afecto es lo único que necesito para hacer llegar mi mensaje de que la mujer embarazada es hermosa y expresiva.


¿Qué es lo que más te piden plasmar?

Me piden plasmar sus figuras abultadas, que a través de mi experiencia intento registrar de una manera sutil para que en ellas quede el recuerdo de su amor y no tanto de sus lógicas desproporciones.

¿En qué se diferencia una sesión de una mamá sola de una sesión con la pareja?

No hay mayor diferencia. La participación de la pareja le agrega sensación de familia a la maternidad, me encanta fotografiar a los padres. Sin embargo, en términos de expresividad puedo decir que una madre refleja el mismo amor sola que acompañada.

¿Qué te hace distinto de otros fotógrafos?

Soy fotógrafa, mujer y madre, eso me permite un nivel de complicidad y de comunicación muy especial con las embarazadas. Mi experiencia técnica y mi propia maternidad se conjugan a la perfección. Logro fácilmente que dejen de un lado el pudor para concentrarnos en las expresiones y las formas.

¿Prefieres tener sesiones en interiores o exteriores? ¿Por qué?

Las prefiero en estudio por la facilidad y la comodidad a la hora de posar semi-desnudas. Hay que tomar en cuenta que las mujeres que fotografío a diario no son  modelos profesionales,  así que hay que brindarles la mayor cantidad de herramientas para que se sientan cómodas. Una de ellas es trabajar un espacio controlado y acogedor. He fotografiado en varias oportunidades en exteriores maravillosos como Los Roques y no descarto nunca la posibilidad de hacer mi trabajo en escenarios excepcionales.


¿Cómo son tus sesiones?

Transcurren en un lapso aproximado de una hora y media. Entran por la puerta con la expectativa lógica de lo desconocido, y salen, la gran mayoría de las veces, con la alegría de haber participado en una experiencia fotográfica única. Yo les ofrezco un espacio divino de conversación en la que compartimos experiencias de vida, para luego con una súper relajante música de fondo, ir tomando las fotos entre cambio y cambio de vestuario.


¿Qué diferencia hay entre una sesión de embarazo y una con una persona que no lo está?

Lo que motiva hacerse fotos de embarazo es muy diferente a lo que motiva a una mujer que no lo está. En la embarazada priva la ilusión por un hijo en camino, eso brinda un brillo adicional a la expresión. Una mujer que desea fotografiarse  sin estarlo, expresa libremente su sensualidad y su ego, eso también es maravilloso en términos de experiencia fotográfica.


¿Tienes alguna anécdota para compartir?

En una oportunidad tuve el privilegio de fomentar, por primera vez, el contacto de un padre con la barriguita de su pareja. Fue todo un reto psicológico pero lo logré. Ese día lloramos los tres de la emoción.

¿Consideras que ofreces algún valor agregado? ¿Por qué?

Mi valor agregado es mi experiencia,  mi honestidad y mi amor por lo que por tantos años vengo haciendo con excepcional constancia. Mi pasión por la fotografía y la maternidad hacen la diferencia.


¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?

Lo más difícil es lidiar con la parte administrativa. El momento fotográfico sólo ocupa una fracción de mi tiempo laboral. Detrás de cada foto hay muchísimo trabajo que comparto con mis asistentes. Lograr que la maquinaria funcione a la perfección para atender como se merece cada cliente lleva mucho tiempo de planificación gerencial.

¿Qué lo más grato de tu trabajo?

Es sin duda compartir con las cientos de personas que anualmente visitan mi estudio. Tengo la fortuna de recibir gente de una gran calidad humana. Solo el hecho de venir a retratar un momento tan especial como el embarazo dice mucho de la mujer y su pareja. Vienen por amor a su hijo; eso llena de alegría y energía positiva mi vida.

¿Qué proyectos tienes?

Mi proyecto es continuar desarrollando fotográficamente el tema de la maternidad por todas sus aristas. No me canso del tema y creo que aún me falta mucho por aprender.

¿Qué paquetes ofreces?

La información mas completa la pueden obtener a través de mi página Web http://www.lilianalamata.com y escribiendo un correo de solicitud de información a fotografía@lilianalamata.com. Teléf. (0212) 715-23-67.


¿Prefieres fotografiar en blanco y negro o color? ¿Por qué?

Yo trabajo en B/N y color, las dos técnicas expresan algo diferente. La ausencia de color resalta las formas y los contrastes. El color realza la imagen. Hay fotos que veo en banco y negro y otras a color, es una sensación extraña que sale de dentro. Me dejo llevar por la intuición y muchas veces resulta un éxito.

Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Un conejo en casa

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Diciembre 2008

Un conejo en casa

 

 

Los conejos son animales recomendados para niños pequeños, pues son dóciles, silenciosos y manipulables. Se sienten seguros en jaulas y su actividad es diurna, a diferencia de los hámsters. Son tranquilos e inteligentes, así que se convierten en una excelente compañía. 

 

¿Dónde puedo tenerlos?

Para alojarlos basta con tener una jaula de alambre o una caja de madera y acondicionarla (no uses una de cartón, pues se “comerán” las paredes).

 

¿Cómo les enseño a orinar y defecar en un sitio?

Coloca aserrín o madera no resinosa en un sitio fijo de la jaula. Espera un par de días. Verás cómo irán siempre al mismo a hacer sus necesidades.

 

¿Qué le doy de comer a mis mascotas?

La dieta debe ser balanceada. En el mercado existen productos procesados especiales para cada especie. Sin embargo siempre es bueno que se le proporcionen vegetales duros, como zanahorias o remolachas para que puedan roer.  Nunca le des dulces y evita proporcionarles panes o tortas, pues su organismo no está diseñado para procesar estos alimentos. Coloca un recipiente de agua fresca a su alcance (aprox. un litro), pues consumen mucha agua.

 

Recuerda siempre:

Ø  El conejo es un ser vivo, también sufre. Vigila que tu niño no lo maltrate o atormente.

Ø  Mantente pendiente siempre de que tenga agua y comida. A diferencia de otros animales, no avisa.

Ø  Dale siempre una alimentación balanceada

Ø  Ten cuidado al caminar. Es un animal silencioso y si anda suelto podrías pisarlo.

Ø  No pongas a su alcance ropa, papeles, cables ni zapatos. El conejo es un animal curioso y tiene el instinto de morder cosas para “limar sus dientes”.

Ø  Evita que el animal sufra de calor, no soporta altas temperaturas.

Ø  No le grites ni permitas que lo hagan, háblenle con voz baja y pausada.

Ø  Lleva a tu mascota a consulta veterinaria. No esperes a que esté enfermo para hacerlo.

Ø  Evita que machos y hembras estén juntos. De lo contrario tendrás unas cuentas sorpresas.

Ana Te. Trujillo A.

Opción Venezuela

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Diciembre 2008

—–

Opción Venezuela: La responsabilidad social universitaria y el aprendizaje servicio

 

Misión: “Brindar una plataforma de responsabilidad social para que los universitarios participen y se involucren con la realidad del país”.

 

Visión: “Ser la organización líder en la construcción de opciones para la participación activa de los universitarios y de la sociedad en general en iniciativas innovadoras y de alto impacto social”.

 

Objetivos:

- Solidaridad: Participamos en la resolución eficiente y corresponsable de los problemas de “otros”, que son al final los “míos”.

- Trabajo en Equipo: Creemos que como equipo podemos lograr más y mejores cosas que de manera individual.

- Compromiso: Es la participación activa, la decisión y la pasión con que orientamos acciones hacia el mejoramiento personal a través del servicio a los demás

- Innovación: Nos mueve el aprendizaje constante relacionado con la generación de nuevas capacidades para compartir objetivos, valores y actitudes que refuercen el sentido de pertenencia con el país.

 

Opción Venezuela es una asociación civil sin fines de lucro que nace jurídicamente el 20 de septiembre de 2002 como una respuesta ante la necesidad de enlace entre el estudiante universitario y su país. Según palabras de Félix Ríos, presidente de la organización: “Es una alternativa para que el estudiante ponga en práctica sus conocimientos, conozca a la comunidad y aporte herramientas para el desarrollo de la nación”. Entre sus miembros fundadores se encuentran Sara Lambertni, Cora Urrea, Álvaro Ventura, Félix G. Ríos R. y Félix M. Ríos Á., quien actualmente lidera la organización.

Opción Venezuela forma parte de la red Opción Latinoamérica-OLA-, que permite que las universidades, los organismos de gobierno y sociedad civil, las comunidades, los jóvenes universitarios y egresados de distintas disciplinas intercambien sus conocimientos y articulen acciones generando proyectos en diversas áreas con un alto impacto social. OLA incluye dentro de su red a 10 países de América Latina -Opción Colombia, Opción Bolivia, Opción Brasil, Opción Ecuador, Opción México, Opción Nicaragua, Opción Argentina, Opción Venezuela, Opción Chile y Opción Perú-. También integra Sinergia, una red de ONGs que promueven el desarrollo de la sociedad civil.

La labor se realiza a través de los estudiantes, quienes brindan apoyo técnico y profesional a la comunidad, no desde una perspectiva “asistencialista” sino más bien de forma que los miembros de ésta tengan herramientas para valerse por sí mismos. Así, se aplica lo que se conoce como aprendizaje-servicio, que se refiere a aquellas experiencias que ofrecen simultáneamente una alta calidad de servicio y un alto nivel de aprendizaje, ello implica  una doble intencionalidad y un doble impacto: en lo pedagógico y en lo social. De esta manera, la comunidad se beneficia por el aporte profesional que le brinda el estudiante y este se sensibiliza socialmente, además de que pone en práctica en un escenario real los conocimientos adquiridos.

La acción de Opción Venezuela está basada en capacitación y en proyectos sociales que se presentan ante entidades (públicas y privadas) que pudieran financiarlos a fin de que se puedan concretar. 

Cada universidad puede formar un núcleo, en el que estudiantes y profesionales se reúnan para plantear y desarrollar proyectos. De hecho, ya existen grupos Opción Venezuela –o GOVs, como cariñosamente les decimos-en las principales universidades del país. El grupo más activo es el GOV-UCLA, en Barquisimeto.

            Opción Venezuela ofrece -entre otras cosas- servicio de formulación de proyectos sociales, comunicación estratégica (medios alternativos, páginas web, publicaciones), pasantías y campamentos sociales (están desarrollando una bolsa en Internet en la que convergen talento universitario e iniciativas de desarrollo social), consultorías en servicio comunitario universitario, inversión y gerencia social y capacitación (responsabilidad social, proyectos sociales, ciudadanía y voluntariado).

Uno de los principales objetivos es que los “opcionistas” se conviertan en líderes sociales, en emprendedores. Por ello –si bien hay una cabeza visible, que es el presidente-, se hacen reuniones en las que se discuten los proyectos a desarrollar, las posibilidades de cada quien de participar y la forma de mejorar la ejecución y presentación de los mismos. Así, se distribuyen responsabilidades basadas en el compromiso y la negociación, cuya motivación es la confianza del grupo en que se logre la tarea, para que redunde en beneficio de la comunidad y, por ende, de la sociedad.

            Cualquiera puede unirse a Opción Venezuela, pues la idea es que de ella salgan emprendedores sociales, que puedan aplicar sus conocimientos profesionales y personales en beneficio de todos. A partir de esa premisa tenemos entonces que una pasantía social es como un voluntariado, sólo que mejor, pues se aplica lo que se ha aprendido en la universidad.

            Vincúlate, aprende y emprende. Lleva Opción Venezuela a tu universidad o solicita que sean ellos quieres gestionen lo relacionado con tu servicio comunitario.  Visita http://www.opcionvenezuela.org. También puedes escribir a Félix Ríos a felixm@opcionvenezuela.org o llamarlo al (0412) 725-37-40.

Ana Te. Trujillo A.

Omar Ponceleón

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

Omar Ponceleón

Incursionó en la fotografía siendo un adolescente, pero fue a sus 30 años de edad que decidió dejar de ser ingeniero en sistemas para hacer de éste su medio de vida. Para él tomar una cámara significa mostrar las cosas, animales, personas y situaciones de una forma realista y espontánea

 

 

¿Por qué retratar embarazadas?

Es un reto además de un gusto. Luego de tener a mis hijos, vi la maternidad de una manera diferente y mucho más sublime, por lo que retratarlas, aceptar sus sugerencias y hacerles nuevas propuestas de como retratarlas ha sido muy enriquecedor.

¿Qué persigues en tus fotos?

En principio que los protagonistas se sientan identificados con lo que ven en las imágenes y por supuesto darles el toque personal en cada caso para realzar el hecho mismo de la concepción. Es por eso que me gusta involucrar a ambos padres en algunas tomas.

¿Cuál es tu marca distintiva?

Creo que la espontaneidad, ya que para mí es mucho más importante lo que dicen las imágenes a la perfección estética en español. Esto significa que si la tela que cubre, o la ropa tienen algún movimiento o arruga no deseado, pero la imagen es emotiva o única, no me importa, pues no hago énfasis en los accesorios sino los protagonistas.

¿Qué es lo que más te piden plasmar?

Por supuesto, en estos casos (maternidad) lo más importante y lo que más piden es mostrar cómo se ha transformado el cuerpo y creado vida, por lo que las solicitudes van hacia que vea “la panza”. Cada quien tiene una visión de cómo se quiere ver y se complacen las peticiones.

¿En qué se diferencia una sesión de una mamá sola de una sesión con la pareja?

Está clarísimo que en muchas ocasiones las parejas de las embarazadas no quieren salir en las fotos, y en otros casos inclusive no quieren que su pareja se haga las fotos. En otras oportunidades son éstos los que sugieren que se retraten con una mujer en vez de conmigo, entre otras cosas por el hecho de que muchas imágenes implican cierto grado de desnudez. He tenido casos en los que los padres no van a las sesiones porque no les gusta. En cualquier caso yo prefiero que las parejas de las embarazadas  estén presentes, ya que esto les da un poco de confianza, sobre todo viendo cómo es el trato. Además, teniéndolos en el estudio, siempre logramos que se involucren aunque sea en un par de tomas (recordemos que la panza no creció por obra y gracia divina).

¿Qué te hace distinto de otros fotógrafos?

Todos somos distintos, cada fotógrafo quiere mostrar algo. En algunos casos que he visto fotógrafos que se preocupan más por los accesorios que por el modelo, es una forma de atacar la situación. Yo prefiero hacer el set lo más perfecto que se pueda y luego enfocarme en la persona, así que me involucro y averiguo cosas de ella. También trato de romper el hielo y hacer el momento lo menos tenso posible, por lo que mis imágenes son terriblemente espontáneas aunque sean perfectamente montadas.

Y en añadidura debo decir que soy algo así como Nueva York, las personas que he retratado o me aman o me odian, pero no hay medias tintas. No sé si esto es bueno o malo, sólo es así.

¿Hay una preparación distinta para las sesiones de embarazo?

Por supuesto, yo trato de cuadrar la sesión para después de una visita médica, en la que les digan que todo está bien y alrededor de los 7 a 8 meses de gestación en el primer caso por la obvia sensación de bienestar de saber que todo marcha según lo previsto y esto se ve en las fotos, y en el segundo caso porque es el momento en que la barriga se está acomodando y empieza a tener esa forma particular que es  extremadamente linda además que la embarazada

ya está mucho más cómoda con el embarazo y se siente mucho mejor.

¿Qué proyectos tienes?

Tengo varios años trabajando en un banco de imágenes y tengo unos proyectos editoriales,

Además de querer hacer unos recorridos fotográficos por Venezuela y actualmente estoy montando cursos de fotografía a diferentes niveles que pronto saldrán al ruedo.

¿Qué paquetes ofreces?

Para embarazadas tengo un solo paquete que es de 850 Bs F e incluye las pruebas, la sesión el traslado y 10 ampliaciones tamaño 8 x 10 retocadas (por lo general se entregan 2 ó 3 en blanco y negro). A esto le hemos agregado un combo con el bautizo del bebe y le hacemos un álbum con ambos eventos. También tenemos familiares, de modelos y cualquier invento sesiones que se les ocurra.

Entrevista por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Eli Bravo

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

Eli Bravo: “”La naturaleza es sabia, por  eso desde que mi esposa dio a luz la admiro más”

Con dos hermosas niñas que lo consideran sumamente divertido y una perspectiva más madura de la vida, Eli Bravo comparte con nosotros un poco de su experiencia como padre

 

¿Cuántos hijos tienes?

Dos niñas: Andrea, de dos años e Isabel, de cuatro.

¿Cómo te sentiste cuando supiste que ibas a ser papá?

Requetefeliz. Creo que ya estaba preparado….aunque uno nunca está preparado para esto.

¿En tus planes está tener más niños?

No gracias, dos son compañía.

¿Qué sienten tus hijos al saber que tienen un papá reconocido en el mundo de los medios?

Ellas todavía no lo saben. A Isabel le da risa verme en el televisor y antes le hablaba a la

pantalla, pero al ver que no respondía descubrió que nada mejor que la comunicación cara a cara.

¿Qué diferencia hay entre el Eli de hoy y el Eli que no era padre?

Aquel tenía más pelo, éste tiene más canas… y se siente más pleno.

¿Cuál es tu filosofía de crianza? ¿En qué consiste?

Darles las herramientas y fundamentos para que vivan su vida en el mundo que les tocará…para que sean lo que deseen ser.

¿Cómo disfrutan el tiempo en familia? ¿Qué hacen?

Los cuentos son los favoritos de las chicas. Andrea abre los ojos y lo primero que dice es “papi, lee”. Nos encanta salir al parque, la playa, ir a museos (sobre todo de chicos) y disfrutar el aire libre.

¿Qué piensan tus hijas de ti? ¿Cómo se expresan de su papá?

Isabel dice que parezco el payaso de un circo y Andrea me dijo hace unos días que yo era

“very funny” ¿qué tal?

Si existiera la posibilidad de que los hombres se embarazaran ¿Llevarías la barriga? ¿Cómo crees que sería esa experiencia?

Ya va… una cosa es embarazarse y otra tener las hormonas para llevarlo… en ese caso sería una mujer. La naturaleza es sabia, creo que los hombres somos muy cobardes como para parir. Mi esposa lo hizo al natural, sin anestesia, fuera de un hospital. Desde esos días la admiro más.

Entrevista por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Peceras: vitrinas de aprendizaje

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

Peceras: vitrinas de aprendizaje

Aunque usted no lo crea, las peceras son elementos ideales para que el niño aprenda responsabilidad y cómo interactúan los animales con su medio ambiente.

 

Las peceras son una forma ideal de generar el sentido de relación, responsabilidad y variedad

en los niños. Con actividades bastante sencillas podemos lograr que sus hijos se involucren

en el cuidado de otros seres vivos.

Tener una pecera es mucho más sencillo de lo que se cree. Sin embargo, es importante tener

en cuenta que requiere de mantenimiento constante y periódico. Existen dos tipos de peceras: las de agua dulce y las de agua salada. Las primeras suelen ser las más populares por su facilidad de manejo, pues los requerimientos técnicos -como alcalinidad, temperatura o salinidad del agua- son de menor exigencia.

Para iniciarse en el mundo de las peceras no es necesario comprar todos los implementos de una sola vez ni adquirir los peces más grandes y vistosos. Sólo basta que las dimensiones proporcionen buena iluminación, ventilación, oxigenación, espacio mínimo para incorporar elementos decorativos y comodidad para limpiar.

Al momento de elegir los peces, pida asesoría al vendedor, pues hay especies muy territoriales o con necesidades de alimentación muy específicas, lo que podría generar agresiones entre los “vecinos”. Muchos especialistas aconsejan tener peces vivíparos, pues su período de vida es mayor y son más pacíficos. También se recomienda tener un pez “limpiavidrios” o “corroncho”, pues ayudará a la limpieza de la pecera.

Una pecera representa un excelente recurso de  aprendizaje, pero ello no significa que se debe dejar sin supervisión, en especial cuando se realice cualquier actividad que involucre mantenimiento o alimentación del acuario, pues podría lastimarse o perjudicar a las especies.

Asimismo, recuerde que los niños son sumamente curiosos, por lo que podrían querer tocar todo lo que se encuentra de ella. En ese caso, el “mirar con los ojos” es una buena enseñanza.

Existen muchos manuales de acuarios en el mercado. La clave es ser constante

y detallista. Recuerde:

- Elija peceras con boca ancha: así circulará mejor el oxígeno

- Ponga la pecera en un lugar seguro, libre de caídas y de ataques felinos.

- No permita que introduzcan especies desconocidas en la pecera. Consulte antes a un especialista.

- Si va a viajar, pida a alguien que se responsabilice de la limpieza y alimentación de los animales. Es muy común dejarles comida para varios días y matarlos por sobrealimentación.

- No sature la pecera con adornos, pero propicie espacios en los que los peces más pequeños puedan refugiarse.

Un niño puede aprender mucho viendo una pecera:

• Detectará evidencias externas de la vida de los peces como seres vivos, como moverse, comer y respirar).

• Se dará cuenta de que él, como ser vivo, tiene características similares.

• Verá que existen diferencias entre cada uno de los elementos que conforman el acuario: los peces, los colores, las formas, las texturas, las temperaturas, etc.

• Observará que dentro de cada grupo de similares hay elementos que los distinguen.

• Observará cómo se mueven en el espacio y cómo interactúan entre sí. También verá que cada uno tiene una función distinta.

¿Desea compartir con su hijo la experiencia de aprendizaje? Estas son algunas preguntas que puede hacerle:

• ¿Están vivos los peces? ¿Cómo te das cuenta?

• Ese pez que está quieto ¿Está vivo? ¿Por qué?

• ¿Cómo hace con la boca mientras anda? ¿Para qué crees que hace eso?

• Mientras mueve la boca, ¿Hace algo más?

• ¿Se parece a nosotros cuando hace así? ¿A ver?

• ¿Siempre nadan por el mismo lugar? ¿Por qué suben los peces cada tanto hacia arriba?

• ¿Qué comen? ¿Por qué esa cantidad y no otra? ¿Qué pasaría si no hacemos caso y le damos más?

• ¿Qué nos pasa a nosotros si comemos de más? ¿Y si comemos de menos?

• Nosotros, ¿podríamos comer lo mismo que el pez? ¿Por qué?

• Y si se nos acaba el alimento seco… ¿podemos darle de la comida de nosotros? ¿Por qué?

• ¿Todos los peces comen lo mismo?

• ¿Qué pasaría si no ponemos el pez “limpiafondo”?

Por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

 

Beatriz López

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

Beatriz López: “Dar a luz en casa es una experiencia inolvidable”

 

Sus dos hijos nacieron en casa, uno bajo el agua (hace 8 años) y otro de la manera tradicional (hace 10 meses).Considera que es mejor para la madre y el bebé, pues es un ambiente amigable y en el que las condicionesson conocidas y controlables

 

Tener un bebé en casa: ¿Cómo se siente?

Tener un nené en casa es divino. Toda tu energía está allí. Tú decides todo, conoces todo el ambiente perfectamente. En casa tú tienes el control, sólo está quien quieres que esté cerca

y tienes luz verde para todo. Sabes por dónde moverte, por dónde no; es tu espacio… todo gira en torno a ti pues es tu hogar, lo cual hace una gran diferencia.

El bebé nace en un espacio que conoce, en el que las bacterias que hay -pues hay bacterias en todos lados, incluso en un quirófano- son las bacterias con las que ha estado viviendo su mamá.

Yo ya tengo las defensas necesarias, pues vivo ahí. Por ello su sistema inmunológico estará

preparado. Cuando el bebé nace y de inmediato se pega al pecho, de una vez recibe todas esas

defensas que mi cuerpo ha preparado. No vas a escuchar cosas como “se infectó porque había

una bacteria en el quirófano”, pues he escuchado casos. Eso no pasa en tu casa. Además, no tienes que pedir permiso de nada para tener cerca a tu bebé, él está contigo siempre. No hay ni un segundo de separación. Podría no haberlo en una clínica, pero hay muchas circunstancias que influyen en ello: el pediatra, las enfermeras… muchas cosas que no puedes controlar.

 

La labor de parto

Esta vez fue rapidísimo, 6 horas. Me levanté a las 6:00 de la mañana, sentía contracciones.

Me dije “uy, como que siento contracciones…sí, son contracciones”. Me puse de pie, no

desperté a nadie, me vestí y bajé a caminar al jardín del edificio. Estuve hora y media abajo.

Llamé a la obstetra y a la facilitadora que me acompañó para avisarles que ya había empezado,

que estuvieran preparadas, pero dije “todavía falta” (por ser facilitadora de parto sabía que esto toma tiempo, sin embargo fue menos tiempo del que creía).

A las 7:30 subí, desperté a mi esposo. Es cómico, él tenía varios días sin desvelarse, pues

ya sabía que venía la fecha, pero justo el día anterior se había acostado tarde. No se quería

despertar y le dije: “bueno, quieras o no, estoy en el trabajo de parto”.

Como a las 8:30 desayunamos y como ya las contracciones estaban fuertes, llamé a Silvia

-la facilitadora- para que viniera a mi casa. Ella me escuchó la voz y por la respiración me

dijo que este parto podía ser más rápido que el anterior “¿Por qué no llamas a Carmen (la

obstetra) para que te evalúe?” La llamé y le conté que las contracciones estaban fuertes.

Me respondió: ”Mi carro está dañado y estoy preparando una exposición para las 2:00 pm

(pues estaba estudiando homeopatía) ¿Por qué no te vienes a mi casa y te hago un tacto?”.

Seguimos conversando y comentó “No quieres salir de la casa ¿verdad?… bueno, dile a tu

esposo que me venga a buscar, voy para allá a chequearte”. Fue muy gracioso, pues además

me dijo “pero dile que pase por la clínica para recoger algunos implementos”. Aunado a

esto, mi hija no quería estar y mi hermana la iba a cuidar. Entonces era todo un periplo ya

que mi esposo tenía que dejar a mi hija en casa de mi hermana, buscar los equipos, buscar a

Carmen y venir… hizo todo eso.

A las 9:00 am llegaron la facilitadora y mi esposo. Además él estaba súperdesesperado

porque al llegar a la clínica le hablaron con muchísima calma, muy relajados y él sólo

pensaba en todo lo que tenía que hacer. Entre retraso y retraso llegó a casa de Carmen.

Cuando abrió la puerta ella estaba casi en pijamas, con la computadora prendida y decía

“ya va, espérate”. Entretanto, en mi casa, a las 9:30 – 9:40, tenía trabajo intenso y le dije a mi facilitadora que estaba sintiendo dolor en las caderas y ganas intermitentes de pujar. Yo como facilitadora sé que eso significa que no he terminado de dilatar. Ella acomodó todas las cosas para el parto, de manera que si llegaba el momento estuviéramos preparadas, llegaran o no mi esposo y obstetra a tiempo. Lo increíble es cómo uno se conecta con el cuerpo: me metí en el agua para aliviarme el dolor; me senté en la poceta, lo cual me hizo sentir muy cómoda, pues estaba en posición vertical sin estar apoyada en las piernas, podía estar abierta.

Fue muy sabroso estar sola con la facilitadora. Era una energía totalmente femenina.

Tuve una experiencia muy íntima con Silvia, quien me acompañó cuando tuve una

pérdida y yo estaba sola en la casa. Esta vez estaba conmigo, pero con lo contrario. Además,

fue muy significativo, pues en estos casos son mujeres las que acompañan a mujeres: comadronas, parteras.

A las 9:45 le pedí a Silvia que llamara por teléfono para saber dónde estaban, pues para mí

era importante que mi esposo estuviera presente y disfrutara de esa experiencia. Llegaron

y Carmen me examinó, tenía 9 centímetros. Antes de que llegaran yo me estaba agachando,

acuclillando, ya se veía la cabeza. Carmen me dijo “la cabeza está muy alta, ¿Por qué no

haces esto?”. Les dije “ya basta, quietos, yo ya sé lo que tengo que hacer”. El cuerpo sabe, es

algo instintivo, no es algo lógico, no se piensa. Dije “salgan todos, dejen la lógica, sé lo que

tengo que hacer”. Empecé a hablar con el bebé: “Bueno, Alejandro, ya vas a nacer, baja, ya está todo listo”.

Mi esposo empezó a tomar fotos, le dije. “deja esa cámara, ¡ven ya!”. Ya que estaba ahí era

importante que estuviera conmigo. De hecho, fue muy importante su apoyo físico: se puso

detrás de mí e hizo de soporte. Me paraba y cuando venía la contracción me agachaba. Él

dice que parió conmigo porque cuando bajaba le enterraba los codos (jajaja). El hecho de que llegara todo el mundo de golpe hizo que se interrumpiera la experiencia. Creo que hubiera dado a luz más rápido si no hubiera habido esa interrupción. Tanto es así que me empezó a dar miedo y me empezaron a doler más las contracciones. Perdí el instinto y empecé a pensar, a sentir más dolor, le empecé a meter cerebro”. Me paré, tuve que ir al baño, estaba incómoda. Todo eso es parte de la etapa de transición pero el asunto es que era más racional. De hecho, yo no había roto membrana, le pedí a Carmen que me la rompiera para agilizar el proceso.

El nacimiento

La emoción se convierte en tranquilidad. Ya en la etapa de expulsión me desconecté

totalmente de la realidad. Recuerdo que me agaché, tomé una pierna y pujé más (luego me

confirmaron que efectivamente lo hice). Previamente había hecho una lista de las cosas que quería en el parto. Una de ellas era que no deseaba que lo halaran. Yo estaba con los ojos

cerrados, sintiendo lo que pasaba por dentro, cuando de pronto sentí que Carmen iba a halar

a Alejandro. Yo le dije “no lo hales”. Según me cuenta mi esposo, ella me explicó por qué lo

estaba haciendo. Pero sé que pujé el bebé salió. Yo sabía que no necesitaba que lo halaran.

En ese momento sentí tranquilidad. Mi esposo se puso a llorar. Lo agarré, le di la bienvenida:

“Hola bebé bienvenido, aquí están mamá y papá, respira”.

Ellos no se pegan inmediatamente al pecho. En ese momento estuvimos los tres. Fue una

de las cosas que pedí, además de una música que ya había seleccionado. No quería escuchar

el blablabla del obstetra, ni la conversación de los demás. Le dije Carmen que no pisara el cordón umbilical, sino que esperara a que terminara de latir para que lo pisara y cortara. Entonces vestimos a Alejandro. De inmediato tenía muchas ganas de bañarme, me bañé, nos acostamos y le di tetica. Mientras la placenta salía y me tomaban un par de puntitos (yo pedí que no me hicieran episiotomía), Alejandro estaba con el papá.

La facilitadora limpió todo. Cenamos, comimos. Yo había preparado unas pizzas. Después

llegaron mi hermana y mi hija. Yo estaba desesperada por que llegara. Lo conoció, estuvo enamoradísima de su hermano, pero se quedó en casa de su primo. Fue muy rico, porque el bebé se merece tener un recibiendo exclusivo.

 

Fue todo muy casero. A los tres días ya salía a la calle. Él nació un sábado y el jueves lo llevamos con unos amigos para que lo conocieran. Ellos decían “esto sí es extraño, es la primera

vez que llevan a un recién nacido a conocer a la gente en vez que de la gente vaya a visitarlo”.

La parte legal

Como no llevas el certificado de nacimiento que te da la clínica, entonces tienes que llevar dos testigos que confirmen que nació el día y en el lugar que se indican. No es nada del otro  mundo.

 

Entrevista por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Enrique Palacios & Verónica Schneider

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

—-

Enrique Palacios & Verónica Schneider

Con una niña por nacer dentro de su vientre y muchísimas esperanzas, ésta hermosa actriz nos habla sobre experiencia de embarazo y cómo la ha compartido con su esposo-

¿Cómo supieron que estaban esperando un bebé? ¿Qué reacción tuvieron?

Cuando nos enteramos estábamos en playa. Aunque tenía casi dos meses, ni sospechábamos que estaba embarazada; pero mi esposo notó que estaba durmiendo un poco más de lo normal y me dijo que tenía el cuerpo distinto (más sexy, jajaja). Sugirió que nos hiciéramos la prueba de embarazo y cuando nos dieron los resultados sentí una emoción tan grande que no sabía qué decir. Quería llorar pero me no salían lágrimas. Luego se la mostré a mi esposo y nos abrazamos. En ese momento fue cuando brotaron

todas las lágrimas de felicidad de ambos.

¿Cómo ves tu vida ahora? ¿Qué proyectos tienes a futuro?

¡Ahora veo mi vida mucho más profunda, plena y feliz! Desde mi matrimonio hasta ésta

hermosa experiencia no puedo imaginar más felicidad. Todos mis proyectos a futuro giran

muchos se cumplan.

¿Qué significa ser madre?

Para mí ésta bendición de ser madre es lo más hermoso y profundo de todas las experiencias que he vivido. Representa en mi vida lo más especial, sentido y bello. Siento un compromiso enorme con mi bebé y conmigo misma, amo todo lo poco que he vivido hasta ahora como madre.

¿Cómo crees que vas ser como mamá?

No lo sé y me lo pregunto día tras día, sólo le pido a Dios que me guíe y me enseñe el

camino. Simplemente sé que mi bebé será la que me enseñe a ser la mejor madre para ella.

Deseo ser por lo menos la mitad de lo buena que es la mía, porque es espectacular. Espero

poder brindarle todo mi amor y guiarla correctamente.

¿Cómo sientes que el embarazo afecta tu carrera?

No creo que afecte ningún aspecto de mi vida. Todo embarazo trae las mejores cosas del

mundo. En lo particular me ha permitido disfrutar las cosas con mayor tranquilidad, pues

he trabajado por varios años, sin dedicar mucho tiempo para mí.

¿Vas a amamantar? ¿Por qué?

Espero poder amamantar a mi hija el mayor tiempo posible, quiero hacerlo porque sé lo importante que es para ella, además de los lazos de amor tan fuertes que se logran con un acto tan natural como éste ¡Me parece increíble poder proveer a mi hija de todo lo que necesita sólo con mi cuerpo! Amamantar es un milagro más de la vida.

¿Qué haces para seguir luciendo bella y saludable?

Trato de mantenerme saludable, no sólo por mí, sino por mi bebé, sé lo importante que es

estar sana para ella al momento del parto y para toda la vida. Lo de bella te lo agradezco,

solo trato de estar bien para sentirme a gusto conmigo y creo que no hay nada más hermoso

que la maternidad.

¿Cómo te ha afectado el embarazo? ¿Has tenido cambios de humor, sensaciones extrañas o antojos?

La verdad es que debo estar muy agradecida con mi bebé porque el embarazo me ha caído

superbien. No he sentido ninguna sensación incómoda, ni mareos ni cambios de humor, ni

antojos. Por eso fue que no note que estaba embarazada hasta el segundo mes, solo sentí mucho sueño los primeros meses. Ha sido rico y divertido…¡Si es así, que vengan muchos!

Actualmente se dice que el hombre también “se embaraza” pues se siente sumamente identificado en la barriga de su pareja.

¿Cómo crees que tu compañero se ha sentido?

Enrique disfruta el embarazo tanto como yo, estamos muy compenetrados con la bebé, le

habla, le canta, siempre me toca la barriga, me hace cosquillas. Estoy sumamente feliz

de compartir ésta hermosa experiencia con un hombre tan maravilloso como él. Además, ha

sido él quien ha sentido antojos, cambios, etc. Enrique quizá se sintió más embarazado que

yo al principio.

¿Te has documentado sobre el embarazo y el alumbramiento? ¿Has tomado

algún curso?

Me he documentado con libros y revistas como ésta. Me han ayudado mucho a entender

muchas etapas y cambios normales en el embarazo que uno desconoce por ser mi primer

hijo. También veo muchos programas de partos y utilizo el internet para cualquier duda

que se me presente. Aún no he tomado ningún curso, pero espero hacerlo en las próximas

semanas.

¿Cómo va a ser tu parto?

Espero y sueño poder dar a luz en forma natural. No me aferro a eso, la verdad es lo quiero,

de ser posible. No tengo nada en absoluto en contra de las cesáreas, creo que han ayudado

a muchas mujeres y sus bebés, si llega a ser mi caso no me sentiría para nada decepcionada.

Sólo quiero que ambas estemos bien y me encanta la idea de traerla al mundo de la manera más natural posible.

Entrevista por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

 

 

 

 

Sci-fi

Medio: Revista Corriente Alterna (cultura juvenil)

Fecha: Enero 2009

———-

Venezuela: semillero de sci-fi

De todos los géneros literarios y audiovisuales hay uno que destaca por su capacidad de combinar realidad y fantasía: la ciencia ficción. La literatura de anticipación –como también se le conoce- consiste en crear historias con escenarios, personajes y situaciones que no pueden realizarse; al menos en el momento en que se escribieron, pues justamente gracias a su basamiento científico o moral, esa posibilidad no está del todo negada.

Julio Verne, H.G. Wells, Jorge Luis Borges, Lewis Carroll, George Orwell, Edgar Allan Poe e incluso Mary Shelley  destacan entre la lista de escritores la llamada ficción científica, que comenzó contando cuentos, luego pasó a novelas y ahora se materializa en sagas de cine y TV a través de directores, productores y actores como Steven Spielberg, los hermanos Wachowski, Will Smith o el mismo Arnold Schwartznegger.

Grupos, asociaciones y demás

Un difícil trecho, sinuoso e intrincado, es el que le ha tocado recorrer a los seguidores de la ciencia ficción. Aunque al principio lo complicado era conseguir obras de manufactura internacional, ahora la reducción de esta brecha –gracias al Internet y la globalización- implica nuevos retos, como la complejidad de mantener vivo un grupo de discusión y generar material propio del país.

Aunque suene un poco extraño, en Venezuela abundan los grupos de seguidores de diferentes corrientes de ciencia ficción, fantasía y terror. Basta con acercarse a algunos centros comerciales y de educación superior para ver el potencial del mercado.

Los primeros grupos conocidos se han iniciado en recintos de educación superior, como el caso de UBIK, en la Universidad Simón Bolívar, cuyos inicios formales  se remontan al 24 de mayo de 1984. La organización –conocida desde 1997 como Asociación Venezolana de Ciencia Ficción y Fantasía (AVAFF)- empezó gracias a la iniciativa de César Villanueva, Imre Mikoss y José Ramón Morales, quienes luego de un par de concursos literarios de ficción científica decidieron crear una agrupación universitaria dedicada al estudio y divulgación del género.

Los “ubikuos” siguen teniendo reuniones en físico y a medida que avanza el tiempo han diversificado su campo en materia de publicaciones, pues además de la lista de correos que actualmente manejan, han editado Cygnus (1985), revista de ciencia ficción con relatos de autores de la comunidad universitaria que en los últimos números también incluyó al público general.  Posteriormente, con el fin de atraer lectores casuales, en 1988 nació La Gaceta de UBIK, cuyas páginas presentaban un relato corto de un maestro del género, nacional o internacional.

Aunque suene agotador, estos chicos no se han cansado de pensarse y repensarse, pues entre marzo de 1994 y marzo de 1997 crearon UBIK BBS, una especie de foro en Internet, que dio vida al proyecto literario Historia Universal, que pretendía recrear la historia de todo un mundo. Luego se desarrolló Desde el lado obscuro, dedicada a divulgar noticias sobre ciencia y ciencia ficción. En 2004 cedió su espacio a los artículos en el portal de UBIK. Durante esos primeros años UBIK organizó ciclos de cine de ciencia ficción, concursos literarios, exposiciones y charlas.

Actualmente UBIK edita en paralelo varias publicaciones de ficción fantástica, entre las que destacan Ubikverso (2004), revista digital de literatura de ciencia ficción y fantasía; así como Necronomicón (1993 y retomada en 2004), en la que aparecen relatos cortos, en especial de terror lovecraftiano. Su sitio web es www.avcff.org.. También tienen un grupo de Facebook si quieres localizarlos.

Otros grupos similares también tienen  presencia en internet. Tal es el caso del club Star Wars Venezuela y el Star Trek Club, grupos de “roleplaying” –modalidad en la que el jugador asume el rol de  un personaje en un mundo paralelo- e incluso de Magic. Estas tribus urbanas han tenido tanto éxito que hay al menos 3 convenciones de fanáticos de manga y animé (“comiquitas japonesas”, para los no que no sepan) con secciones dedicadas a la ciencia ficción.

Especialistas, ponentes y escritores como arroz

En nuestro país no solo hay mercado, sino que hay potencial creador: Desde hace varios años hay infinidad de concursos de fanfiction y fanart (versiones e ilustraciones generadas a partir de relatos existentes, respectivamente); así como premiación a obras y piezas originales. Sólo basta mantener el contacto con los grupos que hacen tertulias, buscar en Facebook, y estar atento llamados en convenciones, tiendas y universidades. Por ejemplo, la escuela de comunicación social de la Ucab tiene una materia electiva de ciencia ficción, en la que cualquiera puede inscribirse o acudir como oyente, previa conversación con el profesor Francisco Pellegrino. Asimismo, la escuela de psicología de la Ucv presenta un cine foro semanal en el que en ocasiones se tratan películas del género; sólo tienes que estar pendiente al anuncio que se encuentra al final del pasillo de la especialidad.

Por si fuera poco, ya hay ponencias de profesionales en el área, no sólo en las citadas convenciones, sino que en la Feria internacional del libro (FILVEN) se presentaron ponentes nacionales e internacionales, entre los que destacaron por Venezuela: Armando José Sequera, José Gregorio Bello e Iliana Gómez.

El sociólogo Carlos Sabino no se ha quedado atrás y en 1989 publicó una novela titulada La religión de los Hanksis, cuyo eje principal es el nacimiento de una nueva religión.

Igualmente, autores nacionales preparan desde ya el lanzamiento de sus obras, como es el caso de Ivan Weinreb, autor de la novela Guerras cuánticas, una aventura que se desarrolla en el Amazonas en medio de un conflicto entre humanos y máquinas. La historia está inspirada en los libros de Erick Von Daniken, Matrix y Terminator, así como en leyendas indígenas latinoamericanas. Aún no se ha comenzado a editar, pero si quieres un abreboca, el primer capítulo está disponible aquí: http://g2multimedia.wordpress.com/2008/11/05/guerras-cuanticas-capitulo-1/.

Otro libro que está “en el horno” es la Antología venezolana de ciencia ficción, que nació por convocatoria auspiciada por la Avcff y cuyos jurados/organizadores fueron Juan Carlos Aguilar, Jorge De Abreu, Ronald Delgado, Fili Fazzino y Susana Sussmann.

Orgullosamente, cierra con broche de oro Juan Raffo, ganador del I Premio internacional de las editoriales electrónicas en la categoría ilustración. Sus obras se pueden ver en el portal de la Avaff.

 

Ana Te. Trujillo A.