La ventilación cruzada: un punto de apoyo para una edificación eficiente

Medio: Revista Elementos de Prosein (arquitectura y decoración)

Fecha:  enero 2009

———–

La ventilación cruzada: un punto de apoyo para una edificación eficiente

Actualmente, cerca de la mitad de los intercambios de energía entre una edificación y su entorno se generan por la renovación de aire. 

La ventilación cruzada es una excelente forma de de mantener un ambiente interior saludable para quienes lo habitan y a su vez evitar el efecto invernadero. El arquitecto y profesor Javier Neila sostiene que la eficiencia energética y principio bioclimáticos deben convertirse en un hábito en vez de ser una rareza. Y es que en tiempos de ahorro de energía resulta menester combinar belleza con utilidad y eficiencia. Una construcción con una buena ventilación e iluminación no sólo resulta responsable con el planeta, sino que además enriquece enormemente el ambiente interior.

Dependiendo de las necesidades, cómo se trabaje la estructura y qué materiales se utilicen, puede manejarse un aumento o disminución de ventilación e iluminación. Ello representa a su vez una reducción significativa en la dependencia energética y uso de recursos a posteriori.

Captando, acumulando y distribuyendo el calor

Los sistemas pasivos  y activos de aprovechamiento de las energías renovables tienen tres principios fundamentales: la captación de la energía (calor o su ausencia), su acumulación y su distribución. El edificio en sí mismo debe ser capaz de cumplir esas funciones. Para ello se debe hacer un estudio climatológico y acudir a recursos arquitectónicos tan eficientes que han variado poco o nada desde que los empezaron a utilizar romanos y árabes. Se debe tener en cuenta además que, a pesar de que en nuestro país  se vive en un aparente “verano” permanente, las lluvias aparecen cada vez de una manera más agresiva y repentina.

Igualmente, la arquitecta e investigadora María Eugenia Sosa Griffin y el ingeniero mecánico e investigador Geovanni Siem plantean en su “Manual de diseño para edificaciones energéticamente eficientes” que el moviendo de aire de orígen térmico en las regiones tropicales suele ser mínimo, dada la poca diferencia de temperatura entre interior y exterior. Por el contrario –señalan- “la fuerza dinámica provee mayor  velocidad y  remoción del  aire a  los ambientes interiores, factor de suma importancia para el confort térmico en climas cálidos”.

Una ventilación cruzada adecuada requiere de al menos dos puntos para que el aire pueda circular, por lo que, si se desea tener un ambiente fresco y con ventilación controlada,  se recomienda abrir dos ventanas más pequeñas en vez de una sola grande. Asimismo, para mejorar la ventilación es aconsejable instalar una pared pantalla o deflectora del aire entre las dos ventanas.

En un reportaje que hizo el periódico ABC de España, todos los especialistas consultados coincidieron en que resulta de suprema importancia permitir que el calor circule, a fin de evitar  que el ambiente se convierta en un “pequeño sauna”, por lo que si la habitación se abre a dos fachadas, los huecos se deben enfrentar para así crear corrientes. Sin embargo, cuando un espacio no se puede dotar de ventilación cruzada se recomienda colocar dos ventanas en una misma pared,  lo más distantes entre sí y hacer sobresalir dos paredes deflectoras (que pueden servir adicionalmente como parasoles).

Lo segundo a tomar en cuenta es crear en las ventanas una zona de sombra con un toldo que permita que circule el aire sin exponerla al sol. Actualmente se encuentran el mercado toldos de materiales que repelen las radiaciones y las altas temperaturas.

En tercer lugar está la instalación de “muros ecológicos” o “muros verdes”, que consiste en colocar  rejillas de malla para que crezca vegetación en ella. De esta manera se dará al ambiente un toque de vida y el aire será un poco más puro. Una ligera variante es la de contar con un árbol, que refrescará el ambiente, además de que proporcionará sombra y brisa.

Calor y altura

Los profesionales consultados hicieron hincapié en que es importante tener siempre presente algo clave: el calor sube.  Por ello se debe planificar el uso que se dará a la habitación a fin e determinar con precisión la altura de las ventanas y el techo. El exceso de calor se debe eliminar  para mantener una  temperatura constante en el cuerpo para así garantizar comodidad y rendimiento. Por ejemplo, las aberturas en niveles bajos funcionan mejor en dormitorios y en aulas de estudio, pues los usuarios pasan mayor tiempo en ellas, por lo que requieren de mayor ventilación e iluminación.

La altura de la ubicación de la abertura de entrada de aire influye de manera directa en el patrón de flujo de comportamiento de las corrientes. Sin embargo, ésto no sucede  con las aberturas de salida.

Los parasoles de las ventanas pueden emplearse para dirigir y aumentar la circulación del aire hacia el interior de los ambientes. Los parasoles horizontales separados de la pared constituyen una mejor solución, pues el aire que penetra por la separación empuja el flujo del aire a nivel de los ocupantes, debido a la diferencia de presión.

En las viviendas de dos plantas, además que recurrir a este sistema de ventilación cruzada, se debe cuidar que haya circulación entre los dos niveles, pues el aire caliente tiende a subir y  estancarse en el piso superior.

 

Para lograr una ventilación óptima recuerde siempre tener en cuenta:

Ù La distribución escalonada de los espacios de la edificación y la creación de paredes salientes promueven el paso de corrientes de aire en el interior.

Ù La ventilación natural es más eficaz cuando hay un mayor recorrido del aire dentro del espacio antes de salir de ambiente. Para ello se pueden colocar ventanas entre puntos distantes, de presencia en diagonal.

Ù La ventilación natural es ideal cuando el tamaño de la abertura de entrada es ligeramente más pequeña que la correspondiente a la abertura de salida. La proporción recomendada es de 1:1.25.

Ù La altura y tamaño del techo y aberturas depende del uso que se dará al ambiente. En todo caso, el cuerpo humano debe sentirse cómodo.

Ù Las cocinas, baños y lavanderos deben estar bien ventilados y ubicarse en sentido del viento, para evitar que el aire húmedo, calido y olores que producen se trasladen a otros ambientes.

Ù Debe haber alta permeabilidad e integración en las fachadas y en los cerramientos interiores. Los ambientes colectivos favorecen el aprovechamiento de la ventilación e iluminación.

Ù Las romanillas, celosías, bloques de ventilación, persianas y otros componentes permeables al aire utilizados en cerramientos, puertas o ventanas, permiten la libre circulación del viento y mantienen privacidad.

Ù Materiales como baldosas de cerámica refrescan y dan iluminación al ambiente.

 

Lic. Ana Teresa Trujillo A.

 

4 pensamientos en “La ventilación cruzada: un punto de apoyo para una edificación eficiente

  1. Hola Ana Te. Trujillo A… Navegando en la Web en busca de información sobre la forma de ventilar y hacer circular el aire en mi pequeño departamento, encontré tu interesante artículo y, si no es una gran molestia, quería consultarte sobre mi problema: mi departamento -está en planta baja- y tiene dos ambientes: dormitorio, una pequeña sala de estar, cocina y baño. La particularidad del mismo es que está edificado en el fondo del lote, ocupando todo el ancho del terreno, (8,66 mts.). Todos los ambientes -excepto el baño- tienen cada uno una ventana, que da a un pequeño jardín, con tres árboles: un ciruelo de jardín, un aguaribay y más alejado, un jacarandá.
    Si bien no hay hongos en el departamento, creo que al tener una sola ventana no tiene la ventilación cruzada aconsejada e ideal. Además, la sala en la que suelo trabajar durante la mayor parte del día, no me resulta todo lo luminosa que desearía y no quiero hacer una abertura en el techo para ubicar una lukarna o ventana de techo.
    ¿Podrías aconsejarme alguna solución? Sé que es difícil lo que te estoy pidiendo, pero a lo mejor, no es imposible.
    Desde ya, muchas gracias por tu atención.
    Alondra Canal

    • Hola, disculpa la tardanza en responder, había tenía muchos inconvenientes personales que no viene al caso, pero en fin, más vale tarde que nunca :-). Prueba esto: pon espejos frente a las ventanas, puertas y fuentes de luz, es un secreto que usaban en los tiempos de la colonia, cuando la electricidad no existía (el espejo reflejará la luz). Otra cosa que puedes hacer es pintar las paredes con colores claros y cálidos, ello te hará tener sensación de mayor espacio e iluminación. Finalmente, otra cosa que pudieras hacer es modificar un poco las paredes, como hacen en los baños que la estructura no llega totalmente al techo y eso permite más iluminación y ventilación, no sé si me esxplico, pero es algo más o menos así:
      Cuéntame más adelante cómo te fue. Yo estoy retomando el blog y pronto verás artículos de todo tipo.
      Saludos.

      • Muchas gracias Ana… Muy interesantes las ideas. Las pondré en práctica.

        Saludos. Alondra

      • Vale, cualquier cosa me avisas. Es más: tienes que contarme luego de tu experiencia. Saludos. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s