Omar Ponceleón

Revista: Cuarenta semanas (Familia, embarazo, maternidad)

Fecha: Febrero 2009

Omar Ponceleón

Incursionó en la fotografía siendo un adolescente, pero fue a sus 30 años de edad que decidió dejar de ser ingeniero en sistemas para hacer de éste su medio de vida. Para él tomar una cámara significa mostrar las cosas, animales, personas y situaciones de una forma realista y espontánea

 

 

¿Por qué retratar embarazadas?

Es un reto además de un gusto. Luego de tener a mis hijos, vi la maternidad de una manera diferente y mucho más sublime, por lo que retratarlas, aceptar sus sugerencias y hacerles nuevas propuestas de como retratarlas ha sido muy enriquecedor.

¿Qué persigues en tus fotos?

En principio que los protagonistas se sientan identificados con lo que ven en las imágenes y por supuesto darles el toque personal en cada caso para realzar el hecho mismo de la concepción. Es por eso que me gusta involucrar a ambos padres en algunas tomas.

¿Cuál es tu marca distintiva?

Creo que la espontaneidad, ya que para mí es mucho más importante lo que dicen las imágenes a la perfección estética en español. Esto significa que si la tela que cubre, o la ropa tienen algún movimiento o arruga no deseado, pero la imagen es emotiva o única, no me importa, pues no hago énfasis en los accesorios sino los protagonistas.

¿Qué es lo que más te piden plasmar?

Por supuesto, en estos casos (maternidad) lo más importante y lo que más piden es mostrar cómo se ha transformado el cuerpo y creado vida, por lo que las solicitudes van hacia que vea “la panza”. Cada quien tiene una visión de cómo se quiere ver y se complacen las peticiones.

¿En qué se diferencia una sesión de una mamá sola de una sesión con la pareja?

Está clarísimo que en muchas ocasiones las parejas de las embarazadas no quieren salir en las fotos, y en otros casos inclusive no quieren que su pareja se haga las fotos. En otras oportunidades son éstos los que sugieren que se retraten con una mujer en vez de conmigo, entre otras cosas por el hecho de que muchas imágenes implican cierto grado de desnudez. He tenido casos en los que los padres no van a las sesiones porque no les gusta. En cualquier caso yo prefiero que las parejas de las embarazadas  estén presentes, ya que esto les da un poco de confianza, sobre todo viendo cómo es el trato. Además, teniéndolos en el estudio, siempre logramos que se involucren aunque sea en un par de tomas (recordemos que la panza no creció por obra y gracia divina).

¿Qué te hace distinto de otros fotógrafos?

Todos somos distintos, cada fotógrafo quiere mostrar algo. En algunos casos que he visto fotógrafos que se preocupan más por los accesorios que por el modelo, es una forma de atacar la situación. Yo prefiero hacer el set lo más perfecto que se pueda y luego enfocarme en la persona, así que me involucro y averiguo cosas de ella. También trato de romper el hielo y hacer el momento lo menos tenso posible, por lo que mis imágenes son terriblemente espontáneas aunque sean perfectamente montadas.

Y en añadidura debo decir que soy algo así como Nueva York, las personas que he retratado o me aman o me odian, pero no hay medias tintas. No sé si esto es bueno o malo, sólo es así.

¿Hay una preparación distinta para las sesiones de embarazo?

Por supuesto, yo trato de cuadrar la sesión para después de una visita médica, en la que les digan que todo está bien y alrededor de los 7 a 8 meses de gestación en el primer caso por la obvia sensación de bienestar de saber que todo marcha según lo previsto y esto se ve en las fotos, y en el segundo caso porque es el momento en que la barriga se está acomodando y empieza a tener esa forma particular que es  extremadamente linda además que la embarazada

ya está mucho más cómoda con el embarazo y se siente mucho mejor.

¿Qué proyectos tienes?

Tengo varios años trabajando en un banco de imágenes y tengo unos proyectos editoriales,

Además de querer hacer unos recorridos fotográficos por Venezuela y actualmente estoy montando cursos de fotografía a diferentes niveles que pronto saldrán al ruedo.

¿Qué paquetes ofreces?

Para embarazadas tengo un solo paquete que es de 850 Bs F e incluye las pruebas, la sesión el traslado y 10 ampliaciones tamaño 8 x 10 retocadas (por lo general se entregan 2 ó 3 en blanco y negro). A esto le hemos agregado un combo con el bautizo del bebe y le hacemos un álbum con ambos eventos. También tenemos familiares, de modelos y cualquier invento sesiones que se les ocurra.

Entrevista por: Lic. Ana Teresa Trujillo A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s